junio 23, 2021

Yoel Diaz

Yoel Diaz reporta

OMS Europa se reúne este miércoles por nueva cepa de COVID-19 descubierta en Reino Unido

Expertos de la OMS se reúnen este miércoles para discutir la estrategia ante la nueva cepa del coronavirus descubierta en el Reino Unido, que sigue prácticamente aislado del continente.

Francia y Bélgica anunciaron el martes por la noche una próxima flexibilización de ciertas restricciones introducidas desde el anuncio el domingo de la circulación en Reino Unido de una nueva cepa de COVID-19, cuya transmisión sería entre un 40% y un 70% más alta que la actual, aunque no más grave, según las autoridades sanitarias.

 

París permitirá a partir del miércoles, previa presentación de una PCR negativa de COVID, el regreso desde el Reino Unido de sus nacionales y de las personas que residan en su territorio o en la UE, así como de las que “deban realizar viajes esenciales”. Bélgica ha adoptado medidas similares.

Y el puerto de Dover anunció su reapertura el martes por la noche al tráfico marítimo que sale hace Francia a raíz de un acuerdo entre Londres y París que permite a los camioneros atrapados en Reino Unido salir del país con un test de COVID-19 negativo.

Dover, principal puerto de tráfico de mercancías y de personas del sureste de Inglaterra con el continente, tenía previsto abrir de nuevo a las 23H00 GMT, según su página web.

Propuesta discutida

La Comisión Europea recomendó este martes a los países del bloque que facilitaran la reanudación del tráfico con el Reino Unido, cuyo aislamiento a causa de la nueva cepa sembró el caos en sus conexiones con el continente.

Los embajadores de los 27 Estados miembros de la UE discutieron la propuesta de la Comisión el martes por la noche.

“No va a suceder de la noche a la mañana”, dijo uno de los participantes en la reunión a la AFP. “Algunos estados han anunciado medidas inmediatas, de acuerdo con esta recomendación, pero otros esperarán”.

Alemania, que al igual que docenas de otros países ha cortado las conexiones con el Reino Unido, prefiere esperar, igual que España que solo permite la repatriación de sus nacionales.

Viajeros abandonados

La rama europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunirá el miércoles por la mañana para discutir estrategias para tratar la variante del coronavirus.

“Esta será una reunión a puerta cerrada de expertos (…) y una oportunidad para que las autoridades sanitarias británicas hagan un balance de la situación y respondan a las preguntas relacionadas”, dijo una portavoz a la AFP.

Desde el domingo, la interrupción del tráfico ha provocado un caos en el transporte de mercancías unos días antes de Navidad, bloqueando a miles de camiones en el sur de Inglaterra.

Muchos viajeros se vieron abandonados a su suerte después de que numerosos países decidieran suspender sus conexiones aéreas, y algunos temían no poder ver a su familia esta Navidad.

“Pensé que sería un descanso bien merecido y también sentía un poco de nostalgia”, dice Alison, una joven británica que trabaja como niñera en Roma, que admite que derramó alguna lágrima cuando se canceló su vuelo de vuelta a casa por Navidad.

Vacunación el domingo

La campaña de vacunación en la UE comenzará el domingo. En Francia, “algunas docenas” de personas serán vacunadas ese día en hogares de ancianos.

El laboratorio alemán BioNTech, creador junto al gigante estadounidense Pfizer de la primera vacuna contra el COVID-19 aprobada internacionalmente, aseguró que podría suministrar, llegado el caso, “en seis semanas” una vacuna adaptada a la nueva cepa del virus de Reino Unido.

Con todo, la OMS intentó transmitir un mensaje tranquilizador el lunes, señalando que la nueva cepa “no está fuera de control”, como lo había afirmado el ministro de Salud británico, Matt Hancock.

Por su parte, la Agencia Europea de Medicamentos (AEM), que el lunes dio su autorización a la vacuna Pfizer/BioNTech, dijo no estar “muy preocupada” y reiteró que no existe “ninguna prueba” que indique que el tratamiento no protege contra esta mutación del virus. AFP